El barco no ha podido zarpar rumbo a Ibiza donde tenía planeada una escala esta semana debido a las malas condiciones para la navegación, por lo que entre el Capitán del barco, Ángel Alvariño y el Manager del Proyecto, Pedro Giménez, han decido permanecer en puerto abiertos a público en Mahón, retrasando 1 semana la llegada a Ibiza, hacia donde podrán rumbo desde el puerto de Denia, donde se celebra el Salón Náutico de la ciudad hasta el 5 de mayo.

Las personas que quieran visitar las cubiertas de uno de los barcos más famosos de la historia, podrán hacerlo mediante la compra de un ticket a través de la web de la fundación o en el propio barco, donde el visitante encontrará una carpa habilitada a modo de tienda para tal efecto.

Las visitas seguirán teniendo el mismo horario de 10 de la mañana a 7 de la tarde en horario ininterrumpido.